Chino > Rolling News Report
El Embajador Dong Xiaojun publicó artículo con motivo del 30o aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y el Uruguay
2018/02/05

El 3 de febrero de 2018, el diario La República publicó el artículo del Excmo. Sr. Dong Xiaojun, Embajador de China en Uruguay, bajo el título "Una trayectoria espléndida, un futuro brillante- las relaciones sino-uruguayas en su trigésimo aniversario".

He aquí el texto completo de dicho artículo:

Hoy es un día especial para la República Popular China y la República Oriental del Uruguay. Tal día como hoy hace 30 años, China y el Uruguay, separados por más de 10 mil kilómetros, realizaron un apretón de mano y establecieron relaciones diplomáticas oficialmente, así abriendo el capítulo histórico del relacionamiento bilateral. Desde aquel acontecimiento trascendental, las relaciones entre China y el Uruguay marchan fluidamente, los intercambios y cooperaciones en todos los ámbitos se intensifican constantemente, la confianza política mutua se consolida incesantemente,los vínculos económicos y comerciales se vuelven cada día más estrechos, las cooperaciones prácticas resultan fructíferas,mientras el conocimiento mutuo y la amistad sincera entre ambos pueblos se profundizan. En el año 2016, ambos países establecieron la Asociación Estratégica, lo que significó una nueva etapa de las relaciones bilaterales.

En los últimos 30 años, desde el conocimiento mutuo hacia el entendimiento mutuo, los dos países escriben conjuntamente historias brillantes de cooperaciones amistosas, y nuestras relaciones se convierten en un paradigma de cooperaciones solidarias entre los países en vías de desarrollo, y sobre todo entre los países de tamaños diferentes. En el área política, ambos países se adhieren al principio de respeto mutuo y trato de igualdad, y construyen un relacionamiento bilateral caracterizado por la alta estabilidad. Cinco presidentes uruguayos de tres partidos políticos distintos han visitado a China durante sus respectivos mandatos, lo que muestra que todas las fuerzas políticas y toda la sociedad del Uruguay comparten la idea de afianzar las relaciones amistosas con China. Por otro lado, las visitas de los dirigentes chinos al Uruguay también son frecuentes. Frente a la situación internacional que no carece de altibajos, China y el Uruguay se entienden y se apoyan en los asuntos internacionales y enfrentan los retos mancomunadamente. Ambos países mantienen excelentes contactos y coordinaciones en la ONU y otras organizaciones internacionales. En el campo económico, China ha sido el mayor socio comercial del Uruguay desde el 2012 y el volumen total de comercio bilateral alcanza los 4,800 millones de dólares en el 2017, que equivale a 40 veces del volumen de hace 30 años. Los productos del comercio bilateral también se vuelven cada día más diversificados. La carne bovina de alta calidad del Uruguay ya se sirve sobre la mesa de los chinos, mientras que los autos chinos recorren en las calles del Uruguay. Siguiendo el principio de beneficio mutuo y ganancia compartida, ambos países han logrado el desarrollo conjunto en beneficio de ambos países y sus pueblos. En el terreno de intercambio humano, ambos países se adhieren a la apertura, la inclusión y el aprendizaje mutuo. Las estrellas futbolistas uruguayas, como Recoba y Suárez, son muy famosos en China y cuentan con muchos hinchas chinos. Al mismo tiempo, el arte marcial chino y la cultura de té chino también atraen a muchos uruguayos. La Fiesta de Primavera, que es tradición de China, se integra profundamente en la sociedad uruguaya y se ha convertido en un gran festejo celebrado por ambos pueblos. Hace poco, el primer Instituto de Confucio se inaguró en el Uruguay y servirá como un nuevo puente para fomentar el conocimiento mutuo entre ambos países.

Desde su establecimiento, las relaciones sino-uruguayas logran entrar en la madurez a travé del desarrollo rápido y estable. A mi parecer, esto no es casualidad. Por un lado, los mandatarios de ambos países, quienes designan sus atenciones personales y alta importancia al desarrollo de las relaciones bilaterales, planean y conducen la estrategia desde el alto nivel. Por otro lado, el deseo creciente de ambos pueblos de conocerse e intercambiarse ofrece el apoyo sólido y fuerza motriz inagotable para el desarrollo de las relaciones bilaterales. Durante estos 30 años, todos los círculos de la sociedad china y la uruguaya, de diferentes maneras, han contribuido positivamente al avance de las relaciones bilaterales. El excelente estado de estas mismas consisten en el mejor reconocimiento y premio para sus esfuerzos y desvelos.

Al mismo tiempo, las relaciones entre China y el Uruguay sirven como microcosmo y un ejemplo del desarrollo de las relaciones entre China y los países de América Latina y el Caribe. Como un buen amigo y socio confiable de China en América Latina, el Uruguay siempre impulsa positivamente el desarrollo de las relaciones China-LAC y las cooperaciones China-CELAC. Hace poco, la Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC (FCC) se celebró exitosamente. Se trata de una flamante oportunidad para recibir de la mano, salvando el inmenso océano, lo que refleja la cada día más estrecha relación amistosa y cooperativa entre China y LAC. La reunión acorda por unanimidad impulsar la articulación entre la iniciativa la Franja y la Ruta y la estrategia de desarrollo de América Latina y construir la comunidad de destino China-LAC, así que vigoriza nueva energía para el desarrollo de la Asociación de Cooperación Integral China-CELAC. La parte uruguaya responde positivamente a la iniciativa de la parte china con su pleno apoyo a la construcción conjunta de la Franja y la Ruta entre China y América Latina y contribuye positivamente a la exitosa celebración de dicha Reunión.

Confucio, el gran pensador chino ha dicho, “A los treinta años, había plantado mis pies en el suelo”. Me es grato ver que con los esfuerzos de ambas partes, la relación entre China y el Uruguay está en su mejor momento cuando celebramos el trigésimo aniversario de su establecimiento. Las experiencias que acumulamos y los frutos que logramos durante estos 30 años echan bien cimiento para el desarrollo ulterior de las relaciones diplomáticas en la siguiente etapa. En la actualidad, el pueblo chino, bajo la orientación de la hoja de ruta plasmada por el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, está luchando incesantemente por la materialización del Sueño Chino en pos de la Gran Revitalización de la Nación China. El pueblo uruguayo también se está esforzando en construir un país estable y próspero. En el nuevo punto de partida histórico, las relaciones entre ambos países cuentan con mayor potencial, más amplia perspectiva y más oportunidades de cooperaciones en todos los ámbitos. La iniciativa la Franja y la Ruta formulada por el Presidente Xi Jingping y el objetivo presentado por el Presidente Vázquez de convertir Uruguay del balcón trasero en la puerta principal de América Latina se concordan profundamente. La parte uruguaya también ha planteado en varias ocasiones su deseo de que Uruguay sirva como un hub importante de la Franja y la Ruta con mira al Atlántico del sur. Todo esto ofrece imperdibles oportunidades históricas para el desarrollo más adelantado de las relaciones bilaterales. La parte china está dispuesta y tiene confianza en seguir trabajando conjuntamente con la parte uruguaya, para implementar los consensos importantes alcanzados por los mandatarios de ambos países, contribuir más esfuerzos positivos al futuro más brillante de la relación sino-uruguaya y llevar la Asociación Estratégica entre China y el Uruguay a un nuevo peldaño.

Suggest To A Friend:   
Print